Lasik, la tecnología que promete liberarte de los lentes

13 enero, 2021

La tecnología Lasik nace a partir del requerimiento de la mejora visual de cada día, ya que muchas personas deseaban liberarse de las gafas. En búsqueda de nuevas alternativas nace esta tecnología.

Se le considera el padre de la cirugía refractiva al doctor José Barrarquer en el año 1949 desarrolla una técnica llamada queratoplastia refractiva para corregir quirúrgicamente la miopía, la hipermetropía y el astigmatismo.

Con el paso el tiempo esta tecnología ha ido mejorando con la finalidad de tener resultados sostenibles y duraderos. Es recomendado para la corrección de miopía, hipermetropía y astigmatismo.

“El procedimiento láser tiene una duración de 10 a 15 segundos, pero en el proceso de preparación quirúrgica se toma un tiempo de 10 a 15 minutos por cada ojo de manera que en 30 minutos se da por concluido el procedimiento”, explica el doctor Obniel Pérez.

Explica que generalmente los procedimientos refractivos son estables en el tiempo, la mayoría de los pacientes no requieren auxiliarse de gafas luego del procedimiento sin embargo existen casos particulares en los que por algún motivo el defecto refractivo puede regresar ya sea miopía, hipermetropía o astigmatismo esto dependerá de la cicatrización de cada paciente, si el paciente se frota los ojos luego del procedimiento, recibe algún impacto en el ojo o no es constante en sus evaluaciones preventivas y rutinarias luego de la cirugía.

Entre las ventajas que tiene esta tecnología, está el que produce resultados predecibles, estables en el tiempo de una manera rápida e indolora con una tasa de complicaciones extremadamente baja, dice Pérez.

Durante el primer mes luego del procedimiento, se le pide al paciente que no asista a ríos, piscinas o playas, que no se frote los ojos y evitar golpes directos en los mismos. Luego de esto el paciente puede incursionar en su vida habitual. Tomando siempre en cuenta que debe asistir a sus evaluaciones rutinarias, indica el especialista en salud visual.

El doctor Obniel Pérez indica que para poder lograr la corrección adecuada del defecto refractivo el paciente debe estar estable y la estabilidad de su aumento se logra a partir de los 21 años.

Durante el embarazo y la lactancia las hormonas que se elevan durante este proceso hacen que la córnea cambie su arquitectura y firmeza y por ende el defecto refractivo como por ejemplo la miopía cambia, disminuye o aumenta y también hace que la córnea pueda responder de forma impredecible durante el procedimiento. Es por eso que se debe esperar luego del embrazo y la lactancia para realizar el procedimiento.

Fuente: Diario Libre

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *